CASA DE LOS MARQUESES

Construida en la primera mitad del siglo XVIII, propiedad de los Marqueses de Maenza quienes la habitaron hasta su muerte, erigida a base de piedra pómez, es la muestra perfecta del estilo de construcción que prima en la mayor parte de edificaciones del centro de la ciudad.