EL REY MORO

Sin un origen muy claro, con matices étnicas propias de la zona andina y una mezcla Hispano-Asiática, simboliza la nobleza y solemnidad; cabalga un imponente jamelgo de color obscuro, lleva sobre sus hombros una larga capa bastamente adornada que se confunde fácilmente con las galas utilizadas por los Reyes de Medio Oriente en la época medieval, sobre su cabeza luce un hermoso “capirote” muy similar a los utilizados por los “Orejones Precolombinos”, su pecho lo cubre un hermoso tahalí y en su mano diestra lleva un cetro como símbolo de su poder y autoridad.