MAMA NEGRA PATRIMONIO CULTURAL

Es una manifestación muy importante del folklor ecuatoriano en la que se realiza una verdadera representación teatral popular, nombre original CAPITANÍA, Auto Popular  que hace más de dos siglos y medio subyuga espectadores durante las Entradas, Descanso y Remate. Los capitanes entronizan a la Virgen de Mercedes, Patrona del Volcán Cotopaxi, y en acción de gracias, ofrécenle la COMPARCERÍA por favores recibidos.

De este teatro al aire libre, se hizo una imitación que apareció el sábado 9 de noviembre de 1.963 para solemnizar “Las Fiestas de Latacunga”, rescatar la auténtica que se hallaba despojada de su antiguo boato, y por qué no decirlo, para afrontar la demanda  turística con nivel internacional.

En la promoción, se han insertado estereotipos extraños al conjunto original, sin embargo, la mojiganga es cimborio donde germinan las raíces de la Tierra Madre. El Prioste Mayor, personaje principal, ha sido relegado por otro centro de atracción que es la MAMA NEGRA, un hombre disfrazado de mujer morena cabalgando con donaire, luciendo polícromos follones, camisa bordada, adornos y multicolores pañolones que son cambiados en cada esquina. La negra, lleva en sus manos una muñeca haciéndola bailar con ademanes picarescos. Esta esclava liberta, liderando a su familia, rinde culto de hiperdulía a la Virgen de quien hiperbólicamente es su dama de compañía.

En la fiesta original del 24 de Septiembre, la fe religiosa del pueblo tiene varios elementos católicos y paganos que provocan una devoción con ingentes recursos para cumplir el compromiso, alcanzando prestigio social como protagonistas de la religiosidad popular andina, de intermediación sacralizante que privilegia lo estético sobre lo ético.

En la presentación de la MAMA NEGRA NOVEMBRINA, lo inefable de la tarea patriótica, con este producto, quiere preservar los valores del ceremonial auténtico, dejando  impronta de unidad, amor y entusiasmo para los futuros compromisos del Municipio y Ciudadanía.

Bien por ello y que ¡Viva el Once de Noviembre!.

MAMA NEGRA NOVEMBRINA

El sábado nueve de noviembre de 1.963, a las 10h00 y desde los patios del Colegio Vicente León, salió en desborde magnificente acabando con el feriado sabatino, La Mama Negra, copia organizada para solemnizar las fiestas de Latacunga, abrir una corriente turística para un nuevo mercado cultural y rescatar la folclórica del 24 de septiembre que se hallaba despojada de su antiguo boato.

El comité de propaganda del BARRIO CENTRO que instituyó este número, como exaltación a los valores ancestrales estuvo integrado por el presidente Sr. Rafael Sandoval Pástor y los vocales, señores: Eduardo Escobar Oquendo, Hugo Rengifo Suárez, Virgilio Santacruz, Fausto Gordillo, Luis Maldonado, Oswaldo Rivera, Leonel León, Hnos. Alfonso, Manuel y Alejandro Aguilera. Presidente de Honor: Sr. Manuel Tomás Maldonado.

Para el montaje se consultó entendidos como Benedicto, jardinero de la Asistencia Social que había cumplido de Prioste Mayor en la Mama Negra Mercedaria, Vicente y Víctor, hijos del tradicional CULLO gestor de la Capitanía en los años cuarenta y Miguel Panchi, especialista en disfraces.

PERSONAJES: ANGEL DE LA ESTRELLA: Rafael Varea Iturralde. MAMA NEGRA: Jorge Montalvo León. PALAFRENEROS: Neris Navas y Gonzalo Batallas. ABANDERADO: Adolfo Jurado Avilés. REY: Leonardo Parreño Coronel. CAPITAN: Ricardo Vásquez Razo, Augusto Moscoso Tapia, Alfredo Dávalos Valdiviezo, Teodomiro Proaño Conrado y Emiliano Santacruz Valverde. TAITA NEGRO O ASHANGUERO: Gonzalo Fiallos. HUACOS: Rafael Muñoz y Gonzalo Alarcón Naranjo. NEGROS LOANTES: Hernán Iturralde Egas, Eduardo Escobar Oquendo, Carlos Egas Varea y Hugo Rengifo Suárez. CHAMPUCEROS: Polo Egas Varea y Jorge Rivera. OFRENDERAS: Rosa Sandoval Pástor, Salomé Terán, Enriqueta Cevallos, Piedad Baduy Rivas, Augusta Gallegos, María Escobar, Salomé Egas, Hnas. Martha y Rosa Rocha Paredes, Inés Varea Donoso, Cristina Razo Valverde, Alegría Arteaga….CAMISONAS: Héctor Zúñiga Carrillo, Aníbal Espíndola E., Edgar Hidalgo Caicedo, Clelio Viteri y Tito Díaz. PRIOSTES: Coronel Virgilio Guerrero y Magdalena Villacreces Iturralde. AGUATEROS: Alberto López y José Álvarez Bonilla.

Mil  novecientos sesenta y tres, sábado nueve de noviembre: El Día iba madurando sus albores y la euforia colectiva florecía maravillosamente. Los huacos rechinaban campanillas, retumbaba la volatería  y los músicos de la BANDA MUNICIPAL DE QUITO rompían silencios estremecidos y distantes.

“…Salir la Mama Negra y bloquearse las calles, todo fue uno. La feria sabatina se acabó, comerciantes y compradores…. En masa acudieron a buscarse un  puesto a lo largo de la vía……

Los curiosos intervenían dispuestos a gozar,  mezclándose con los personajes, bailando, aceptando el brindis, ofreciendo el suyo en toma y daca hasta converger en un encantamiento colectivo.

Por iniciativa del Doctor Izurieta fueron insertados los urcu yayas, apareció el Rey interpretado por Leonardo Parreño Coronel, y, como cuadro inmortalizado en la retina del tiempo, la DIOSITA GARCÍA, mujer carismática en sus sesenta y tres años, toda de verde esperanza, incluyendo zapatos “ taco aguja”, lucía elegante desfilando a la grupa de una motocicleta guiada por Alejandro Aguilera Parreño.

La Capitanía o Mama Negra es única decían los POCOS MILES de espectadores propios y turistas que convertidos en actores formaban una masa humana confundida con Jorge Montalvo León quien caracterizaba la MAMA NEGRA.  Fiesta multicolor tubo ribetes de buen gusto, unidad y camaradería de principio a fin, sin perder el humor, el equilibrio y sin costos multimillonarios, peor la presencia de elementos extraños que hagan de las suyas.

Por la noche, el Comité del BARRIO CENTRO, sin aflojar el entusiasmo ofreció una velada de regocijo popular en el Parque León, como vigilia del día grande, el ONCE DE NOVIEMBRE, y, mientras la orquesta Salgado Junior de Quito interpretaba con templanza el “…como dicen que no se goza… a ya yay, yo gozo mejor que el dueño…”, de soslayo, los organizadores entregaban pequeñas botellas de anisado ataviadas con el retrato de la PRIMERA MAMA NEGRA 1963.

Han pasado los años y la Mama Negra sigue siendo única y milagrera por colocar a los participantes de la copia novembrina en cargos públicos y hasta en la diputación. Interminables han sido los comentarios en torno a la “proyección cívica” que con Mama Negra y otras chambonadas se expenden a los turistas para diversión, interpolando inventos, cambios de nombre y búsqueda de “Unidad general”, caída en lo utópico pese a que las imágenes de LATACUNGA están amasadas por su abolengo cultural y sentimientos bien constituidos que imploran  una REVALORIZACION DE NUESTRA SUCESION FOLCLORICA.

GENESIS:

Al escribir por primera vez esta flamante Historia de la Mama Negra Novembrina, dejamos en claro que nos sujetaremos a la realidad de los hechos y a las versiones de los organizadores y protagonistas de la misma. Esta Mama Negra, Santísima Tragedia o como se lo llame, es una imitación de la auténtica del 24 de septiembre cuyas raíces tienen sustentación propia que la hemos difundido en más de una docena de libros y folletos.

Considerando que los humanos siempre tenemos divergencia de opiniones, quizá “para seguir discutiendo de lo mismo”, sin apasionamientos inútiles, retomemos la presentación de 1.963, cuando el Barrio Centro, buscó asesoramiento para explicar el evento, en el Dr. Enrique Izurieta, hombre culto que ha dado importante información sobre su ciudad y provincia.

Según Izurieta, la Mama Negra es “…remembranza de la expulsión de los moros del territorio peninsular…”, referencia que luego de ser publicada tuvo acogida en respetables personalidades de la cultura.

Hemos esperado 40 años, para difundir la versión del responsable directo de la aparición de la Mama Negra novembrina, el “Coordinador del Comité de Propaganda” Sr. Rafael Sandoval Pástor: “…. tiene su origen en que los frailes mercedarios españoles, establecidos en esta ciudad, quisieron escenificar la salida de los moros de España, bajo la protección de la Virgen de las Mercedes; pues existía la tradición de que los mercedarios fueron los redentores de esclavos, y siendo así les dieron protección a los moros cuando fueron expulsados de la península. Personas que se interesaron en estudiar las raíces de esta cosa, y pasaron muchos años apegados a los mercedarios, recogieron la información de que primeramente se lo exhibía en tinglados, y después cabalgando a dos piernas, salió la Mama Negra a recorrer las calles de la ciudad.

Pero quién era la Mama Negra, a quien representaba?, la respuesta fue sencilla, era la Reina Mora. Para esta representación se presentaron los vecinos principales del lugar, lo que hizo que desde los primeros momentos esta COMPARSERIA se adentrara en el espíritu de las gentes..”  (1)

Sin comentarios, queda ahí,  explicando el origen de la MAMA NEGRA NOVEMBRINA y a quien representa ( ?), que ha sido punto de agridulces divergencias que dejamos superadas pese a no compartir este adefesio   

FIESTA GRANDE DE  1.963

Tenemos para nuestro propósito las declaraciones del primer organizador de la Mama Negra Novembrina y por lo tanto protagonista de los hechos (2): “Indudablemente que la presentación de la primera Mama Negra de noviembre hizo historia, tanto que se la viene reeditando de año en año, desde 1.963.

Una verdadera fiesta fue la llegada de los personajes a los patios del entonces Colegio Vicente León. Los Organizadores se llenaban de satisfacción con el arribo de cada personaje en medio de aplausos y de risas, pero también existía enorme preocupación por los que no llegaban, suponiendo que habían dado marcha atrás. Pero la duda fue desvanecida. El único ausente era el prioste, Lolo Lasso Pástor, minutos pasaban y no llegaba, entonces dimos por descontada su presencia y recurrimos al Coronel Virgilio Guerrero que estaba presente y se deleitaba con la llegada de los personajes. Como era de suponerse, con todo respeto le pedimos que asumiera el puesto de prioste, lo cual fue aceptado de inmediato.

El único que faltaba era el Capitán Señor: Ricardo Vásquez, para esto estaba formada a la puerta la Banda Municipal de Quito que deleitaba con sus interpretaciones. Averiguada la razón del por qué no llegaba el Capitán, la respuesta fue que, la banda debía ir a su casa, para él desfilar hasta el colegio.

CITA: (2) SANDOVAL Pástor  Rafael – LA GACETA 26 de octubre del  2.001 – P.2

Los señores de la banda viendo a los personajes se entusiasmaron y no pusieron en reparo ir a la casa de Don Ricardo que estaba cerca.

Hasta tanto una enorme multitud se había congregado en la calle junto a la puerta de salida y fue preciso que la Policía interviniera para que no entrasen a los patios del colegio.

Una cuestión que a los organizadores les preocupaba era que el invierno se había acentuado y máximo a las doce del día se descargaban las nubes. El sol era reverberante propio del invierno y se estimaba que la lluvia iba a caer. Ventajosamente las nubes se retiraron para ellas también espectar…

La feria de El Salto se terminó, todos los comerciantes acudían a buscar un puesto para ver la apoteósica salida de la Mama Negra”.

DESARROLLO DEL CEREMONIAL 1.963

Recordamos este capítulo en la versión autorizada del organizador Señor Rafael Sandoval Pástor (3): “Pongámonos en la puerta del Colegio Vicente León a la salida de la Primera Mama Negra de Noviembre.

Los curiosos francamente no dejaban espacio libre. La primera en salir fue la Mama Negra con sus palafreneros, las gentes en un máximo de emoción la aplaudían frenéticamente.

La salida de los personajes era saludada así mismo con alegría y enorme simpatía. Don Ricardo Vásquez posesionado al máximo del papel, lucía elegante y orgulloso. La presencia de los otros personajes causaba hilaridad y aplausos. Todos posesionados del papel lo hacían a maravilla.

Ver a ese grupo de “cholas” ofrendando flores y frutas, donosas al máximo, exhibiendo la indumentaria que venía al caso, simplemente era poner los corazones de punta.

Viva Latacunga! era el grito que dominaba el entusiasmo, se encendía con los de “capulicito te quiero” que interpretaba como sabe hacerlo la banda del Municipio de Quito que también  se sintió integrada…

CITA: (3) SANDOVAL Rafael – LA GACETA – 2 DE OCTUBRE DEL 2.001- P.2

 LA DIOSITA GARCIA

“…Y como cuadro inmortalizado en la retina del tiempo, la Diosita, mujer carismática en sus 63 años, toda de verde esperanza, incluyendo “zapatos taco aguja”, desfilaba a la grupa de una motocicleta guiada por Alejandro Aguilera Parreño.

Las líneas anteriores del artículo PRIMERA MAMA NEGRA NOVEMBRINA, hace que recabemos una mejor visión de aquella “anciana joven” que reverenció a Latacunga convertida en  MASCOTA de alegres mancebos.

Para 1.963, hallábame en tercer curso del Colegio Vicente León, la majestad de sus claustros bifurcaba respeto como la entereza e inteligencia del Rector, Inspectores y Maestros que orientaban las huestes estudiantiles. La presentación que hiciera EL BARRIO CENTRO por las fiestas novembrinas, obviamente quedó en los cristales del recuerdo, pues del añorado plantel salió LA MAMA NEGRA y  su cortejo, el nueve de noviembre, por más señas  día sábado.

Frente a mi colegio, en la Calle Belisario Quevedo de Latacunga, vivía Dioselina García, su casa de dos plantas, era el HOTEL IMPERIAL, cuyas rentas servían a su mantención  y cuidado de su pequeña  silueta  tradicional y alegre.

De rostro gastado pero lleno de coquetería, callejeaba con vestimenta caprichosa destilando una prosa singular, llamativa, única; quizá con brizna de anhelos insondables como sus ojos ataviados de noche. Dioselina había nacido en el mil novecientos y desde muy joven aprendió el sonido de sus pasos solemnes, el deseo de sobresalir, pintarrajearse para ocultar un rostro desengañado, resaltar la arrogancia de su diminuta silueta y regalar sonrisas a los granujas que siempre consumieron su ingenuidad.

En la revista “Barrio Centro 1.970, sobre Dioselina García, leemos: “Es una mujer de 70 años, apacible y pequeña. Su aliento de joven llama la atención. Está cubierta de algo  que pudo haber sido… pasa dulcificando alegría sin dañar el corazón…la soledad transita alrededor del cuerpo, y a veces, las jóvenes miradas como sitiando las huellas de sus pasos, dejan risas embadurnadas de alientos jocosos; pero de los brazos secos, deshojánse descoloridos SILVOS. Se diría que el piropo juvenil llega a su oído hasta hacerse ternura. Dioselina sonríe y su andar de solterona sensitiva adquiere el matiz de mariposa núbil, mientras en las mejillas se forman surcos rojos. Sus setenta años beben de copas de vino juvenil… se hace presente en las grandes alegrías ciudadanas, montando en dócil jumento o subiéndose a la moto de un joven; es decir, limpia la inquietud cuando SONRIENDO BAILA como aquellas vedettes exigentes que oprímense después, arriera de alegrías (en su ventana), el viento juega con su rostro trashojado y una brisa estudiantil regresa cada tarde a acariciar su talle…”

En el itinerario de la vida, a esta dama de “silueta tradicional”, la recordamos atizando la flama de amor al terruño, ya en la  MAMA NEGRA del Barrio Centro, ya en los desfiles o como madrina de actos sociales o deportivos, o simplemente, coadyuvando con premios para diversos actos festivos de la colectividad.

Cierto día, LA DIOSITA partió más allá de las estrellas, se dijo que ese viaje fue acelerado por una delictiva incursión de facinerosos a su domicilio. Los latacungueños, desdoblaron pesares quedando contritos por no haber podido entregar nada a la inolvidable DIOSITA, la solterona cancerbera de los “santos” misterios del amor.

CUANDO RESUCITAMOS A LA MAMA NEGRA.

Alguien decía en l978 “….de la Mama Negra Mercedaria han hecho mangas y capirotes….”, y ciertamente, aquella había desaparecido de la escena popular, inclusive la Curia de Latacunga tenía serios reparos sobre el tema.

En lo tocante a la Mama Negra de noviembre, ésta no apareció en l976, tampoco el 77 y en septiembre del 78, prácticamente iban a cumplirse tres años sin ver a  la carismática NEGRA con su séquito tradicional.

El Municipio de Latacunga con las Instituciones Públicas y Privadas, sin merecerlo me endilgaron la Presidencia del COMITÉ PERMANENTE DEL CANTON por tres años consecutivos. Cuando anunciamos en nuestro proyecto de fiestas “la resurrección de la Capitanía, se hizo la del demonio”, en Diario La Gaceta, su Director Rafael Sandoval Pástor fue el primero en apadrinar la idea, me concedió todos los espacios, incluyendo fotografías de pasadas presentaciones y hasta HOJAS VOLANTES de promoción. Aquel entonces, no supe porqué lo hacía, al investigar para mi libro MAMA NEGRA del año l986, supe que cuando  NACIÓ  LA MAMA NEGRA DEL BARRIO CENTRO el nueve de noviembre de l963, él fue COORDINADOR DEL COMITÉ DE PROPAGANDA que instituyó la pieza.

En el Cabildo, hasta los Ilustres compañeros Concejales de oposición rasgaron sus vestiduras; el Alcalde Gonzalo Zúñiga Alcázar se unió al entusiasmo, y en tarumba nos pusimos al armaje del AUTO CEREMONIAL.

Sería ingrato omitir la nómina de los VOCALES DEL COMITÉ PERMANENTE: Cecilia Maldonado Miño, Piedad Baduy Rivas, Ricardo Símon Gaviño, Fernando Escudero Donoso y José Ortega Noroña. Aquel año l978, designamos SECRETARIA a la entusiasta “jovencita” Elsa Díaz, ahora ya vitalicia y muy entendida en la materia.

Y bueno…. Queridos lectores…. Permitidme copiar  lo que se ha dicho de aquella resurrección: viernes 10 de noviembre, l0: H00, salió desde el Estadio de CEMAI (hoy ESPEL), bajo los auspicios del Municipio y la Federación de Barrios de Latacunga la MAMA NEGRA facturada con religiosidad y aderezada con la riqueza idiosincrática de la zona, como motivación cívico-cultural para salvar ese folclor desfigurado y en vías de desaparecer. PERSONAJES; Ángel  de la Estrella: Germánico Naranjo Iturralde. MAMA NEGRA: Carlos Egas Varea. CAPITANIA: Fausto Pástor, Augusto Moscoso, Enrique Silva, Fausto de Vitt, Luis Vivas, Jorge Rivas,  “Sargento” Viera, Gabriel y Arturo Pástor. LOANTES: Hernán González, Hugo Berrazueta Pástor, Patricio Ricaurte, Ernesto Villacís y Vicente Cepeda Narváez.

CAMISONAS: Guido Rampani Cobo, Hugo Toledo, Roberto Parreño Cantos, Hugo Salazar Albán y Aníbal “loco” Espíndola. PALAFRENERO: Hugo Páez Arellano. PRIOSTES: Alcalde, Miembros del Comité Permanente y Autoridades Provinciales. OFRENDAS: Patronato Municipal, Barrios San Sebastián y San Francisco. Del gran cortejo, recordamos a Ruth González (Mashca Bonita), Toa de Zúñiga, Adela Terán de Egas, Consuelo Egas de Sandoval, Cecilia Maldonado de Rampani, Lila Bautista de Paredes, Piedad Baduy de Iturralde, Elsa de Alcázar, Eulalia Izquierdo de Escudero, Francisca Muñoz Paredes (Reina de San Sebastián), Martha Vásconez, María Elena Durán, Victoria Zambonino, Raquel de Bonilla, Ángela de Semanate, Josefina de Jaramillo, Leoni de Iturralde, Alicia de Coronel, Martha de Coronel, Susana García, Elisa de Villacís, Gloria de Muñoz, Josefa Lanas Varea, Enriqueta de Sandoval, Ana de Terán, Clemencia de Iturralde, Martha de Maya, Augusta de Sandoval, Cleotilde de Coronel, Martha de Naranjo, Adela Egas Terán, Martha de  Torres,  ,  Carmen Saona, Susana Aroca y Rosa Aroca, Beatríz Vela Suárez , Josefina Salgado Subía, Zoila Terán, Nelly de Arguello y Elsa Díaz. MÚSICOS: Bandas del Ejército, Policía y LA ROTARIA, armada y equipada por el recordado CHISPO, Carlos García Cajiao.

En l978, 79,80, el COMITÉ PERMANENTE preservó los auténticos valores no solo en la MAMA NEGRA, sino en una INSPIRACIÓN FOLCLORICA PROVINCIAL, cuya proyección cobró vigor a nivel nacional por las raíces originales, huérfanas de intromisiones.

CHISGUETE DE LA MAMA NEGRA

Corría la década de los cuarenta, renovando votos de fe a la Virgen Patrona del Volcán, mestizos del centro por una parte y TIZNADOS de los alrededores por la suya presentaron la CAPITANIA, los hermanos Zambrano de San Sebastián, ayudaban al prioste.

Alberto Cepeda Clavijo que desde mucho antes personificaba LA MAMA NEGRA, lució sus mejores galas, Jaime Antonio Paz, conocido como CHEZ, prioste y devoto de la Virgen decía: “voy a pasar la Capitanía”. El champuz estaba sabrosísimo, los dos champuceros hacían probar sin mofa. Rafael Barbosa (hojalatero) y Celio Viteri (zapatero), fungían de camisonas, abriendo pista para que se desenvuelva el auto popular.

Entre jolgorio y volatería, los disfrazados ingresaban a la esquina del Parque León, presididos por los huacos y capariches. Entonces, el cullo Cepeda, caracterizando La Mama Negra, se bajó del jamelgo, cogió a las autoridades como COMPADRES DE LA GUAGUA y en tradición sempiterna, bailó con una de ellas. Un desborde de curiosos tenía su propia impronta, mientras Víctor Barbosa, acompañante de la Capitanía, formuló tamaña  sugerencia, sin pensar siquiera que se haría carne del ceremonial.

Presenta un número grande le dijo al Cullo e ifso facto, explicó la iniciativa. Cepeda Clavijo, pidió a su hijo Víctor Hugo que corra al taller del maestro peluquero Miguel Panchi en San Francisco (Calle Quijano y Ordóñez), donde se alquilaba jeringas, chisguetes o sopletes para jugar carnaval. Una  vez con este instrumento, LA MAMA NEGRA lanzó una mezcla de leche y agua solo a los perillanes que interferían la presentación, cosa que arrancó del público sonrisas inefables.

Desde entonces, en mi Santa y sufrida tierra, se incluyó por iniciativa de Alberto Cepeda la creación de VICTOR BARBOSA, “una jeringa con leche de burra” (1).

No es inútil añadir que la CAPITANIA, nombre original de la fiesta, es un auto sacramental que desde hace más de dos siglos y medio subyuga espectadores durante las entradas, descanso y remate. Los Capitanes entronizan a la Virgen de Mercedes, Patrona del Volcán Cotopaxi, y en acción de gracias ofrécenle la COMPARCERIA por favores recibidos. De este teatro al aire libre se hizo una imitación que apareció el sábado 9 de noviembre de l963 para solemnizar LAS FIESTAS DE LATACUNGA, rescatar la auténtica que se hallaba despojada de su antiguo boato, y por qué no decirlo, para afrontar la demanda turística con nivel internacional.

En la promoción, se han insertado estereotipos extraños al conjunto original, sin embargo, la mojiganga es cimborio donde germinan las raíces de la Tierra Madre. Prioste Mayor, personaje principal, ha sido relegado por otro centro de atracción que es la MAMA NEGRA, un hombre disfrazado de mujer morena cabalgando con donaire, luciendo polícromos  follones, camisa bordada , adornos y multicolores pañolones que son cambiados en cada esquina.

La negra lleva en sus manos una muñeca haciéndola bailar con ademanes picarescos. Esta esclava liberta, liderando a su familia, rinde culto de hiperdulía a la Virgen  de quien hiperbólicamente es de su compañía.

NOTA:

  • Información del Sr. Víctor Hugo Cepeda Narváez (nacido en l930), hijo DEL CULLO y el que fue donde Panchi en procura de alquilar LA SOPLETA. En nuestra obra LA MAMA NEGRA- Edit. Cotopaxi-l987-p.9, algo dijimos sobre el tema, ahora lo entregamos con mayores detalles.

NOMINA DE LOS PRINCIPALES ACTORES DE LA MAMA NEGRA NOVEMBRINA – DESDE SUS ORIGENES EN l963. HASTA EL AÑO 2003.

 1963: Sábado 9 de Noviembre.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Rafael Varea Iturralde

MAMA NEGRA: Jorge Montalvo León

PALAFRENEROS: Neris Navas y Gonzalo Batallas

 ABANDERDO: Adolfo Jurado Avilés

REY: Leonardo Parreño Coronel

CAPITANIA: Ricardo Vásquez Razo, Augusto Moscoso Tapia, Alfredo Dávalos Valdivieso, Teodomiro Proaño Conrrado y Emiliano Santacruz Valverde.

NEGRO ASHANGUERO: Gonzalo Fiallos.

HUACOS: Rafael Muñoz y Gonzalo Alarcón Naranjo

NEGROS LOANTES: Hernán Iturralde Egas, Eduardo Escobar Oquendo, Carlos Egas Varea y Hugo Rengifo Suárez.

CHAMPUCEROS: Polo Egas Varea y Jorge Rivera

OFRENDAS: Rosa Sandoval, Salomé Terán, Enriqueta Cevallos, Piedad Baduy, Augusta Gallegos, María Escobar, Salomé Egas, Hnas. Martha y Rosa Rocha Paredes, Inés Varea Donoso, Cristina Razo, Alegría Arteaga…

CAMISONAS: Héctor Zúñiga Carrillo, Aníbal Espíndola E., Edgar Hidalgo Caicedo, Clelio Viteri y Tito Díaz.

PRIOSTES: Coronel Virgilio Guerrero y Magdalena Villacreces Iturralde.

MUSICA: Banda Municipal de Quito.

AGUATEROS: Alberto López y José Álvarez Bonilla.

1968.- (Once de Noviembre).

ANGEL DE LA ESTRELLA: Germánico Naranjo Iturralde.

MAMA NEGRA: Edmundo Pazmiño Cajiao.

CAPITANES: Ricardo Vásquez Razo y Augusto Moscoso Tapia.

REY: Leonardo Parreño Coronel.

ABANDERADO: Adolfo Jurado Avilés.

LOADORES: Eduardo Escobar, Emiliano Santacruz y Manuel Aguilera Parreño.

CAMISONAS: Aníbal Espíndola y Héctor Zúñiga.

TAITA NEGRO: (Ashanguero) Guillermo Fiallos.

OFRENDAS: Esther Donoso Darquea, Beatríz Vásquez y la mayoría que participó en l963.

PALAFRENEROS: Ángel Corral Mantilla y Virgilio Santacruz.

PRIOSTES: Beatríz Jiménez y Virgilio Guerrero.

1974

ANGEL DE LA ESTRELLA: Galo Pazmiño Holguín

MAMA NEGRA: Ángel Jaramillo López.

CAPITAN: Augusto Moscoso Tapia.

REY: Héctor Zúñiga Carrillo.

ABANDERADO: Jorge Mora Acosta.

1975.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Hugo Salazar Albán.

MAMA NEGRA: Alfredo Dávalos Valdivieso.

CAPITAN: Augusto Moscoso Tapia.

ABANDERDO: Marco Karolys Baca.

REY: Rafael Pazmiño Holguín.

En los años siguientes, desaparecieron la Mama Negra Folclórica y su copia de Noviembre.

1978.- Viernes-10 de Noviembre.

 El Comité Permanente presidido por Eduardo Paredes

Ortega, auspició la resurrección de la Mama Negra  (ver crónica sobre el tema).

ANGEL DE LA ESTRELLA: Germánico Naranjo Iturralde.

MAMA NEGRA: Carlos Egas Varea.

CAPITANIA: Fausto Pástor, Augusto Moscoso, Enrique Silva, Fausto De Vitt, Luis Vivas, Jorge Rivas, “Sargento” Viera, Gabriel y Arturo Pástor.

LOANTES: Hernán González, Hugo Berrazueta, Patricio Ricaurte, Ernesto Villacís y Vicente Cepeda Narváez.

CAMISONAS: Guido Rampani Cobo, Hugo Toledo, Roberto Parreño Cantos, Hugo Salazar Albán y Aníbal Espíndola.

PALAFRENEROS: Hugo Páez Arellano.

CHAMPUCEROS: Barrios La Libertad y San Agustín.

ASHANGA: CEMAI, FAE, Escuela de Especialidades, Policía y Sindicato de Choferes.

1979.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Efrén  Mena  Galarza.

MAMA NEGRA: Enrique Terán Naranjo.

ABANDERADO: Bolívar Segovia Pichucho.

CAPITAN: Fausto Pástor Gross.

1980.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Arturo Pástor Gross.

MAMA NEGRA: Mario Arguello Campaña.

ABANDERADO: Rubén Terán Vásconez

CAPITAN: Richard Arízaga Gudiño.

REY: Jorge Mogro Barriga.

1981.

Se suspendió la presentación a causa del conflicto de Paquisha generado por el vecino del sur y el cese de funciones del Comité Permanente – Pro Fiestas de Latacunga.

1982.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Gonzalo Torres Barthelotty

MAMA NEGRA: Germánico Naranjo Iturralde

ABANDERADO: Rafael Maya Coronel.

CAPITAN: Rodrigo Naranjo Carrillo.

REY: Rodrigo Díaz Custode.

GUIADOR: Jorge Mogro Barriga (igual en años posteriores).

1983.

No hubo Mama Negra en las fiestas novembrinas por una serie de dificultades.

1984.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Luis Andrade Carrillo.

MAMA NEGRA: Oswaldo Coronel Arellano.

ABANDERADO: Ernesto Villacís Granja

CAPITAN: Freddy Torres Cepeda.

REY: Jorge Noboa Aguilar.

1985.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Milton Cerda Jácome.

MAMA NEGRA: Flavio Torres Bartelotti

ABANDERADO: Ramiro Medina Moncayo

CAPITAN: Jaime Acurio Segovia

REY: Camilo Alarcón Estupiñán.

1986.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Gabriel Pástor Gross.

MAMA  NEGRA: Galo Viteri Moscoso

ABANDERADO: Marco Bonilla Acosta

CAPITAN: Antonio Naranjo Enríquez

REY: Raúl Andino León.

1987.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Marcelo Bonilla Barthelotti

MAMA NEGRA: Eduardo Maya Coronel

ABANDERADO: Enrique Arcos Chávez

CAPITAN: Walter Cevallos Quevedo.

REY: José Sansur Sakakini.

1988.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Ángel Santacruz Bastidas.

MAMA NEGRA: Mario Cevallos Santacruz

ABANDERADO: Trajano Ocaña Bonilla

CAPITAN: Graciano Silva Fiallos

REY: Byron Burbano Moreno.

1989.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Edgar Hidalgo Caicedo

MAMA NEGRA: Rafael Maya Coronel

ABANDERADO: Freddy Torres Cepeda

CAPITAN: Alfonso Calero Noroña

REY: Patricio Quevedo.

1990.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Remigio Lanas

MAMA NEGRA: Fernando Torres Donoso

ABANDERADO: Roberto Ulloa Arroba

CAPITAN: Heriberto Sánchez Viteri

REY: Fernando Alarcón Estupiñán

1991.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Jaime Naranjo Santander

MAMA NEGRA: Guillermo Navas Ramos.

ABANDERADO: Eduardo Tobar Vega

CAPITAN: Francisco Rosero Menéndez

REY: Patricio Echeverría Iturralde

1992.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Nelson López Coba

MAMA NEGRA: Heriberto Sánchez Viteri

ABANDERADO: Galo Zurita Rivas

CAPITAN: Marcelo Maya Coronel

REY: Mario Arguello Armendáriz

1993:

ANGEL DE LA ESTRELLA: Ricardo Pástor Flores

MAMA NEGRA: Fabián Fabara Gallardo

ABANDERADO: Edgar Orbea Rubio

CAPITAN: Roberto Parreño Cantos

REY: Juan Carlos Yarad

1994.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Eduardo Lanas Cajiao

MAMA NEGRA: Freddy Torres Cepeda

ABANDERADO: Oswaldo Navas Ramos

CAPITAN: Hugo Salazar Albán

REY: Edison Quevedo Espín.

1995.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Antonio Subiría

MAMA NEGRA: Ricardo Medina Borja

ABANDERADO: Antonio Vargas

CAPITAN: Patricio Peñaherrera Ordóñez

REY: Juan Antonio Segovia

1996.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Oswaldo Ortega León

MAMA NEGRA: Walter Cevallos Quevedo.

ABANDERADO: Ángel Rocha Romero

CAPITAN: Edmundo Rivera Robayo

REY: Marcelo Herrera

HALLULLERA: Más de una década el Señor José Washington Cornejo, representó a un personaje que sin ser de la pieza tradicional, es parte del folclor gastronómico de Latacunga. Para Raúl Plaza, en su folleto de 1988, “….hace las delicias del público sin deslucir el fulgor de la fiesta, al contrario, la democratiza especialmente ahora que el pueblo necesita un minuto de solaz para soportar la dureza de la vida….”

1997.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Diego Germánico Naranjo Coronel

MAMA NEGRA: Fernando Alarcón Estupiñán

CAPITAN: Estuardo León Ramírez

ABANDERADO: Hernán Iturralde Albán

REY: Carlos Luis Torres Donoso.

1998.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Jaime Eduardo Lanas Naranjo.

MAMA NEGRA: Nelson Eduardo Sánchez Villacís

CAPITAN: José Alberto Semanate Noroña

ABANDERADO: Luis Alberto Pazmiño Donoso

REY: Héctor Oswaldo Mesías Villacís

1999.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Hernán Cepeda Platanoff

MAMA NEGRA: Rafael Santacruz Bastidas

CAPITAN: Amador Herrera Bastidas

ABANDERADO: José Proaño Moreno

REY: Byron Cárdenas Cerda.

2000.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Nelson Sánchez Figueroa

MAMA NEGRA: Gonzalo Torres Bartheloti

CAPITAN: Miguel Andrade Escudero

ABANDERADO: Nelson Ayala Pacheco

REY: Mauricio Grijalba Ortíz

2001.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Juan Pablo Sansur Ode

MAMA NEGRA: Rodrigo Cepeda Gordillo

CAPITAN: Ronald Factos Coba.

ABANDERADO: Marcelo Jeréz Garzón

REY: Marco Olmedo Arias

2002.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Jenifer Natalia Cáceres Molina

MAMA NEGRA: Cristian Gonzalo Karolys Tobar

CAPITAN: Andrés Calero Cevallos

ABANDERADO: Víctor Quevedo

|REY: Raúl Zapata Álvarez

LOS PERSONAJES FUERON ESTUDIANTES DE LOS DIFERENTES COLEGIOS DE LATACUNGA.

2003.

ANGEL DE LA ESTRELLA: Galo Daniel Gallo Santacruz

MAMA NEGRA: Héctor Oswaldo Mesías Villacís

CAPITAN: Freddy Silva Espíndola

ABANDERADO: Kléber Rodríguez Bonilla

REY: Patricio Quevedo Quiroz.

 2004

ANGEL DE ESTRELLA: Milton Marín

MAMA NEGRA: Roberto Parreño

CAPITAN: Jorge Mogro Gallardo

REY MORO: Arq Rodrigo Espín

ABANDERADO : Nerys Bustillos

2005

ANGEL DE ESTRELA: Tlgfo. José Iturralde

MAMA NEGRA: Ing. Tito Gutiérrez

CAPITAN: Sr. Diego Rivas Viteri

REY MORO: Dr. Luis Reinoso Garzón

ABANDERADO: Sr. Fredy Caicedo Alvarez

 

PERSONAJES

 

En el Auto Popular existen varios elementos de las culturas nativa e hispánica que han ido incluyéndose.  En el caso de la Mama  Negra Novembrina, hay aditamentos extraños a la fiesta original:  V. G., en 1979 el Señor Enrique Terán Naranjo, cambió el nombre de la muñeca de la Mama Negra que por más de dos siglos se llamó “María Mercedes” en honor a la Virgen, por el de “Manuelita Baltazara”, igual, implantó el “Cambio de Mando”, en los bajos del Palacio Municipal, inclusive con el Notario Público Lic. Hugo Berrazueta Pástor para dar fe de la ceremonia.  En 1980; el Señor Jorge Mogro Barriga, bautizó al REY, insertado en la Mama Negra de noviembre desde 1963, como REY MORO.  Hay que aclarar que este personaje  es propio de Guaytacama, donde en las fiestas tradicionales, aparecen los Tejedores de Cintas, el Gallo Compadre y LOS  MOROS.

Descuidamos añadir que en la presentación de Mama Negra 1963 organizada por el Barrio Centro, el Doctor Enrique Izurieta Izurieta, introdujo en la comparcería,  al URCU YAYA, u “Hombre del Cerro”.  En años posteriores  (l982) y durante más de una década, apareció LA HALLULLERA personificada por el Señor José Washington Cornejo…

Revisemos brevemente a los personajes tradicionales en el orden que deben hacer la presentación:

ANGEL DE LA ESTRELLA: vestido de blanco con alas y corona, lleva en su mano diestra un cetro en el cual luce una estrella, cabalga un jamelgo adornado con esmero. Recita loas de alabanza a la Virgen  de Mercedes y al Capitán cuyo bienestar debe proteger para el éxito de la celebración.  No fue original de la Capitanía, su raíz está en la sincretización de Pasajes Bíblicos como parte original de los Pases del Niño presentados en Navidad y Día de Reyes.

 

 

 

MAMA NEGRA:

Esclava liberta que liderando a su familia y allegados, rinde acción de gracias a la Virgen de Mercedes de quien hiperbólicamente es su Dama de Compañía y por ende cocinera.  Este homenaje cuajó en 1745 cuando un grupo de esclavos negros fueron manumitidos de las minas de Sigchos, por fuerza de unos 500 indígenas del Asiento.

A poco, los “tiznados y blancos” de Latacunga asimilaron una imitación del evento, guardando el anonimato con disfraz  y rielando anualmente con COMEDIAS, toros populares y ceremonia religiosa, la Fiesta de Mercedes que creó Gabriela de Quiroz un 18 de diciembre de 1742, ella dispuso que, el nueve de diciembre y no otra fecha de los años venideros se haga la precitada festividad.

TAITA NEGRO:

Consagrado “esposo” de MAMA NEGRA. Carga armazón de carricillo denominado ASHANGA con infinidad de comestibles para el banquete o remate en casa del prioste.  Actualmente se ha modificado, siendo opcional el número de ashangas especialmente por razones económicas.

EL REY:

 Insertado en el ceremonial desde el 9 de noviembre de 1963.  Personifica al Jacho de Tacunga, Señor étnico, gobernante de 22 parcialidades menores. En 1980, fue bautizado como REY MORO por el Señor Jorge Mogro.

ENGASTADORES:

En número de dos, son los escoltas del Capitán, llevan terno de paño tipo militar, polainas, pecheras de tela espejo (tajalí), cartucheras, máscara de alambre, casco con penacho de cabuya, en las manos un escudo y una escopeta para salvas. Son representaciones de los grandes sacerdotes y nobles de TACUNGA, prestigiados en el incario como EMBAJADORES entre los “dioses falsos” y los habitantes blancos y plebeyos.

ABANDERADOS:

Originalmente llevaban tres emblemas: el español, de encomenderos y el de multicolores cuadros, inmemorial en el uso de TACUNGAS, Sigchos, Tigualoes, Angamarcas y otros conglomerados. Las banderas presentan similitud de criterios entre iberos y nativos  por ser utilizados sin influencia y con fines parecidos. Ahora, uno solo, marcha delante de la Capitanía agitando la wipala por sobre su cabeza en continuos movimientos ondulatorios. Luce traje negro de paño, franjas laterales de colores vivos, botines, sombrero de copa o chistera con espejo rectangular y un cintillo rojo al frente.

Su máscara es de las tradicionales confeccionada con alambre delgado.

 

CAPITAN:

Desde mil quinientos noventa y nueve, en Latacunga se hizo característico en todo acontecimiento importante el desfile de Capitanes y Sargentos con arcabuces al hombro y un  Alférez “ondulando el pabellón”. En la Capitanía, es el PRIOSTE MAYOR, por consiguiente, depositario de responsabilidades y personaje vital de una fiesta que la cumple  pignorando todos sus recursos. Lleva a los costados dos edecanes (engastadores), que le rinden salvas de escopeta en cada esquina.

Sus atavíos son a la usanza militar.

 

 

YUMBOS:

Seres legendarios que invadieron la serranía en época remota, causando muerte, desolación y entrando finalmente en alianza con las tribus comarcanas. En los festejos fomentaban ritos y danzas de sus antepasados orientales. En la Capitanía son doce parejas que bailan asesoradas por dos GUIADORES vestidos de terciopelo (tomate) y llevando en la mano derecha un banderín para orientar las señas. YUMBO, en chimú, puquina, chincha, quichua y aimara: Danzante, BAILARIN, saltador.

OFRENDAS:

Dirigidas por la “Prioste” (esposa del capitán), veinte simpáticas cholas cierran la escena que no cambia de posición. Van portando una lavacara repleta de banderas, flores, frutas, pan, caramelos, mermeladas, botellas de licor…Bailan con alegría y exteriorizan al público “ofrendas y chagrillo” en cada esquina de plazas y calles.  Con prioridad, lanzan blancas palomas junto a la puerta lateral de la Iglesia Mercedaria.

MUSICA:

Una o más bandas típicas entonan melodías ecuatorianas desdoblando algarabía y dulcedumbre. Estas  murgas aparecieron con los batallones venezolanos y colombianos que vinieron a participar en las luchas por la independencia, a principios del siglo XIX.

OTROS PERSONAJES:

En la Mama Negra, existen disfrazados que giran alrededor de este ballet indiano, sin ubicación fija y definida.

NEGROS LOANTES:

El número difiere de acuerdo a las “jochas”, son indígenas aculturados de gran memoria, con sus loas picarescas a veces en soliloquio a veces en contrapunto buscan divertir a los espectadores dedicando sus romances principalmente a las mujeres.

Aquí tres coplas populares:

Más de una vez Diputado,

Por un error de las gentes,

Obtienes buen resultado

Acomodando parientes……

Muchos gringos han venido

Y hasta San Pedro está aquí

Unos son de Estados Unidos

Y el otro de Saquisilí.

A tu marido celoso,

Dale mazamorra negra

Y si te sigue celando,

Síguele mazamorreando.

Estos “aloas” se tiznan el rostro de negro y visten gorra, blusón y pantalones de seda siempre de colores rosado, verde, rojo, amarillo, azul y tomate.

NEGROS CHAMPUCEROS:

Generalmente dos, llevan un balde de champús para “alimentar”  a los hijos de la Mama Negra”, y lanzando a los curiosos, abrir el escenario para que baile y ceremonia, se realicen con normalidad. Lucen satín de colores llamativos igual que los loantes, además una capa corta del mismo material.

CAMISONAS:

Mantienen despejado el espacio para la normal presentación, son indígenas ataviados de “locas”.

Ostentando frágiles vestidos, infunden temor especialmente a los granujas que actúan con prodición. Distraen al público haciendo payasadas o sacando a bailar a los curiosos. Son un ensayo del despotismo y costumbres ofensivas de “señoras encopetadas”, dicen.

 

 

 

HUACOS:

Shamanes o brujos de la fiesta. Llevan vestido blanco con encajes y ceñidor rojo del que prende una campanilla, la ATAMBA (hecha de piel seca de ovejuno) les da apariencia de jorobados. Tienen en la cabeza un pañuelo hecho TUNGO y en la cara una máscara blanca con retoques rojos y negros. En la derecha portan lanza de chonta con tejido de cintas multicolores y sonoros cascabeles, en la otra mano llevan filosos cuernos de venado que pasados por el cuerpo (limpian enfermedades y el espanto de los niños).  Con adulo recaban una pequeña propina.

HUACO o HUACONI, es nombre puquina o aimara; significa el ABRAZADOR o acariciador.

EL PÚBLICO:

Los miles de espectadores, sin saberlo, se convierten en ACTORES. Imbuidos, se mezclan con los personajes, bailan, aceptan el brindis  ofrecen el suyo, hasta converger en un encantamiento colectivo.

El prioste con antelación de tres meses, reúne a los dramatizadores para los ensayos. Cuando todo está en orden, los huacos redoblan campanillas anunciando la primera salida del Auto Ceremonial. Se pone interés en la pirotecnia o volatería y no faltan los CAPARICHES o Zapadores que van a la cabeza del cortejo, limpiando las vías para que haga su paso la inefable y simpar  MAMA NEGRA.

MISCELANEA

JOCHA:

La unidad permite una especie de préstamo para que el prioste salga avante de tan serio compromiso. La jocha es una ayuda que dan los campesinos a quien está obligado a cumplir con la fiesta. Esta tradición aborigen, igual que la minga, son una página ejemplarizadora del Ecuador profundo.

ASHANGA:

Armazón de carrizos donde se colocan cuyes, gallinas, panelas, frutas, licores, cigarrillos, un chancho (originalmente, todo sin cocimiento) y en la parte superior un artístico pavo de melcocha. Estos luego de la ceremonia son llevados a la casa del prioste para prepararlos y servirlos a los innúmeros visitantes.

 MASCARA:

De madera (capulí, quishuar, cedro o laurel). Representa el rostro de una negra cachetona de alegría picaresca, mirada tierna y vivaz, labios rojos y carnosos. Como complemento, en el pabellón del oído zarcillos de oro con perlas finas; al cuello, collares y gargantillas.

En la presentación de noviembre, tratan de pintar la caracterización, pese a que la máscara demuestra el vivo REMEDO que hace un hombre al disfrazarse de mujer.

COHETEROS:

Encargados de soltar la volatería y los simpáticos globos en su diversidad de formas y colores. Cumplen las instrucciones del Capitán, la camareta la revientan al salir o como  señal de que la comida está lista en casa del prioste al inicio del remate.

ALTAREROS:

Comprometidos con el arreglo interior del templo colocando flores, cirios, cortinajes, sahumerio y elementos necesarios.

 TRAJERIA:

También dicen trajeada y se relaciona con las prendas de vestir que utilizan los participantes. A principios del 1900, la Señora María de Rivas fue conocida por su tienda de disfraces, posteriormente Doña Dolores Albán de Rumazo, la Señorita Josefina Mena, el Señor Miguel Panchi….

SERVICIOS:

En la casa del prioste existen racioneros, aguateros, cocineros, cantineros, palafreneros…todos con específico desempeño. A propósito del prioste o capitán, de acuerdo a los lugares o festividad se le denomina también: Alcalde, Diputado, Presidente o Alguacil.

AYUDANTES:

Quienes llevan los pañolones de Mama Negra para cambiarlos en cada esquina. Las escopetas de capitanes, engastadores y sargentos.

El banco o mesa para descanso de Taita Negro. Los sopladores o ayudantes de los huacos que van con el “perseguido” (aguardiente de contrabando) para aspergear a los enfermos en las supuestas curaciones. Hay quienes llevan recipientes de champús para ir abasteciendo. Los cantineros, conducen reserva de aguardiente, chicha, guarapo, mistelas, para  cumplir con el brindis insinuante.

 CAPARICHES:

Barrenderos o zapadores, desde tiempo de los Incas, eran encargados de limpiar el camino por donde iban a pasar comitivas importantes. Han sido gestadores de la fiesta los barrenderos, cuadreros, yerberos y jornaleros en general, cumpliendo un hecho social que involucra al sector mayoritario del estado llano.

PAVO DE MELCOCHA:

Adorno colocado en la parte superior de la ashanga. Pavos y castillos de panela (amelcochada) eran característicos desde siglos anteriores para resaltar los aperos de las fiestas. En la mesa también se ponía un pavo frutero.

Confeccionan tradicionalmente dicho pavo, la familia Rojas Avilés de San Sebastián.

VISPERAS:

En la vigilia, luego de la misa vespertina, los priostes atizaban la entrada de malvas. En la placeta de San Sebastián, muchos espectadores arrebujaban curiosidad para los juegos pirotécnicos, canelazos, mistelas y briznas en el “alza que te han visto”, así como iniciaban la quema de chamiza y lanzamiento de globos. Había una vaca loca, un vaquero y algunos payasos arremetiendo contra los fisgoneros.

En la Mama Negra novembrina, las vísperas corren a cargo del Honorable Consejo Provincial y se desarrolla en la Plaza “Rafael Cajiao”.